Obesidad, cómo combatirla

obesidad-perder-peso

Obesidad una enfermedad con muchas caras.

La obesidad es desde hace ya tiempo un elemento plenamente instaurado en nuestra sociedad que afecta a la salud, longevidad, y calidad de vida de las personas, pero también al ser muy extendida también afecta de rebote a las empresas y sociedad en general.

Uno de los principales problemas es la desafección, o sea que no es percibida como tal o por lo menos no objetivamente, lo que plantea el siguiente problema “Cuando tengo sobre peso” y “Cómo lo soluciono”. Sin duda igual que en cualquier otra enfermedad la prevención es básica para que algo no tome consideraciones mayores y por ende afecte a nuestra salud.

Calculo IMC (Índice de masa corporal).

El IMC  se calcula dividiendo nuestro peso (Kg.) por el cuadrado de la estatura en metros. Si no quieres complicarte en este enlace de Seedo tienen una calculadora donde calcular introduciendo ambos datos (https://www.seedo.es/index.php/pacientes/calculo-imc) te ofrece tu IMC y una tabla con los diferentes rangos.

Como referencia de valores si tu IMC está entre 18.5 y 24.9 estarías dentro de los valores normales saludables.

OBESIDAD

En España más de la mitad de la población adulta padece algún tipo de sobrepeso y una cuarta parte (25%) padece obesidad, en el caso de los niños según Unicef un 35% -entre 8 y 16 años- sufren obesidad, lo que también añade el problema y bajo la información que se conoce, que de no corregirse darán como resultado adultos obesos con los problemas inherentes asociados a la obesidad.

Economía y Sociedad

En el plano económico la obesidad tiene un coste que se calcula en 265€ por español y año derivado de las patologías propias repercutidas en forma asistencial médica, pero también afecta a las empresas y a la productividad general en la económica por las bajas producidas y la baja respuesta laboral como consecuencia de la misma enfermedad, restando un nada despreciable 2,9% al PIB (Producto interior bruto) y 9,7% extra de gasto sanitario.

La obesidad en las personas

Lo que más de cerca nos toca al padecer algún tipo de obesidad son enfermedades como la diabetes, que una vez descontroladas no tienen retroceso y otras todavía peores como la hipertensión, una enfermedad tan silenciosa como peligrosa por la ausencia de sintomatología, otras no menos peligrosas como las cardiovasculares, artrosis, cáncer o infertilidad entre otras, además de restarnos años de vida y calidad en los años de nuestra vida.

Desde hace ya tiempo se están planteando y aplicando medidas para combatir la obesidad, como la información nutricional en los alimentos, campañas de sensibilización, etc., sin embargo el estilo de vida, la falta de tiempo y el entorno en muchas ocasiones no ayudan de forma suficiente para generar un punto de inflexión.

Cómo darle la vuelta a la tortilla!

Si algo sabemos con certeza del ser humano, aparte de ser una sofisticada obra de ingeniería es que somos una autentica máquina de hábitos y nuestro cerebro nos va a ayudar de forma no consciente una vez introduzcamos los nuevos datos y estos sean procesados, nos explicamos, nos acostumbramos a hacer cosas de forma inherente y mecánica como despertarnos, cepillarnos los dientes, tomar café, comer a una determinada hora, correr, etc., etc., esto son hábitos que  no siempre hemos tenido pero que hemos incorporado, también incorporamos nuevos y remplazamos y parece que tu cerebro te esté gritando! Te toca esto, prefiero lo otro o te toca hacer tal cosa.

Con esto queremos decir que si vamos incorporando/remplazando nuevos hábitos como en la alimentación, como por ejemplo tomar más verduras, menos salsas, sustituir postres por frutas frescas, etc. de forma inherente los vamos a preferir y casi necesitar. En el caso del ejercicio es muy acusado los beneficios que nos produce cuando practicamos algún ejercicio de forma regular por lo que nos aporta (salud, bienestar, dormimos mejor, mayor capacidad, autoestima personal, equilibrio mental y concentración, etc.), convirtiéndose esta suma de hábitos en un cambio en el estilo de vida.

Desde los centros Fenómeno tratamos estos puntos como parte de una estrategia dirigida a provocar y consolidar un estilo de vida activo y saludable que perdure en el tiempo con un importante incremento en la condición física.

Conoce nuestro programa nutricional

El mejor resultado

Deja un comentario

    Escoge tu centro:

    Acepto la política de privacidad Ver privacidad